18 dic. 2008

Mas de Barberans -El Racó dels Capellans-Forat de la Vella -Cova d´en Marc

EL RACÓ DELS CAPELLANS 

COVA D´EN MARC

FORAT DE LA VELLA

BARRANC DE LA GALERA






El Racó dels capellans y la Cova d´en Marc  es un curioso enclave de alto interés geológico y mayor interés paisajístico.
Se encuentra entre La Sénia y el Más de Barberans, cogiendo la carretera, perfectamente asfaltada que nos encontraremos a la entrada de La Sénia viniendo desde Vinarós (N-238), y siguiendo la dirección que nos indica el cartel de la rotonda.
A unos 10,5 km.hayaremos un desvío, perfectamente señalizado que nos indica el "Barranc de la Vall". Lo tomaremos y después de 6 Km, dejando las instalaciones hípicas a la izquierda, llegaremos a un pequeño parador con un puente de madera, donde dejaremos el coche.
El itinerario no puede ser mas sencillo. Se trata de un recorrido circular de 1km. de longitud con un desnivel de de 125m, puntualmente señalizado y perfectamente habilitado, incluso con troncos de madera a manera de escalones que nos ayudan en la fácil ascensión (¿se puede pedir más?).
Cruzaremos el puente y cojeremos el desvio de la derecha que reza: "Barranc de la vall y forat de la vella", para hacerlo en dirección contraria a las agujas del reloj, así nos dejaremos lo mejor para la última parte del recorrido.
Continuaremos siguiendo la pequeña acequia, hasta que empezaremos a ascender siguiendo el sendero que nos llevará al Forat de la Vella.





Se trata de una preciosa formación geológica en forma de puente adosada al mismo declive montañoso y con varias formaciones rocosas que lo hacen particularmente hermoso.
Aquí empezamos a vislumbrar, en toda su magnitud, el Racó dels Capellans,que queda en frente; formación geológica típica de aulles (agujas), que nos recuerda en su morfología a las montañas de Montserrat, realmente bonito.
Empezaremos un descenso suave que nos llevará a la cova d´en Marc, un rincón realmente cautivador con sus oquedades y cuevas que forman en conjunto un enorme abrigo natural bajo unas rocas de proporciones descomunales, rematado a la izquierda con un salto de agua que cae en una coqueta laguna que da vida a un mundo de plantas acuáticas de un verde intenso, que contrastan con los colores blancos, beiges y marrones de la calizas castigadas por el agua.







Aqui es preciso pararse por razones obvias y disfrutar del enclave buscando los mejores encuadres ó simplemente dejarse arrebatar por la belleza del conjunto.
Hay dos senderos de descenso. Uno empieza desde la laguna por la izquierda. Es el más utilizado. Pero hay otro que transcurre por detras del salto de agua y que és bastante más interesante (si el volumen de agua lo permite).








Éste pasa por un desprendimiento de enormes rocas exfoliadas y por una pared, que es la base de los mismos "Capellans". Va a morir casi al final del barranco, pasando por el centro de la torrentera y, difrutando de pequeñas umbrías de frondosa vegetación muy interesantes, que al final nos llevará por la desembocadura natural del barranco abierto en la roca, al punto de partida







.
Consejos:
El recorrido es realmente un paseo,sólo puede resultar peligroso (y más bonito aún) si es en periodo de lluvias abundantes.
Botas de montaña, cámara fotográfica con buenas oberturas ó, mejor,cámara de vídeo, el lugar se lo merece. Con un bocadillo y un par de zumos sobra. No dejar ningún desperdicio, el lugar está inmaculado y así debe permanecer.

No hay comentarios: