20 jun. 2008

La Caramella











La Caramella:
Donde el agua es la protagonista
.
La Caramella es uno de los parajes que, visitado en epoca de lluvias es todo un espectáculo.
Se trata de una torrentera de recorrido medio, plagado de presas donde en cada punto de ascenso te llevas una sorpresa, hasta llegar a un enclave donde te falta visión para asilmilar tanta belleza.
Es uno de los barrancos que circundan el Monte Caro situado en la cara noroccidental de dicha formación montañosa y puerta de entrada a la comarca de Els Ports, desde Tarragona.
Se accede por la carretera de Roquetas a Els Regers; cogiendo el desvío, (señalizado) a la izquierda y siguiendo el asfaltado hasta llegar al canal de Cherta-Ulldecona (actualmente en obras) lo cruzaremos e inmediatamente giraremos a la izquierda siguiendo la pista (OJO!!! NO TIENE INDICACION) que te lleva a una granja de conejos en cuya pared se encuentra una cartel hecho a mano que indica girar a la izquierda.
Continuamos por pista forestal hasta llegar a un enclave con una antigua casa (Casa Carvallo) donde dejaremos el coche.
Continuaremos a pie por el sendero de detrás de la casa que nos llevará a la primera presa, la cruzaremos y seguiremos ascendiendo por la izquierda de la torrentera parándonos en cada presa que nos salga al paso.
Por la izquierda caen algunas cascadas que no son demasiado fotografiables por la densa vegetación pero que, por su sonido, paracen bastante voluminosas y observaremos algunos conductos que conducen el agua hasta el barranco; ...precioso.
Al poco llegaremos a una cavidad. A la derecha hay otra bonita presa y a la izquierda, por el lado de la oquedad, ascederemos hasta llegar a la última presa donde, sin darte tiempo a respirar, aparece a la izquierda una doble catarata de considerable altura, singular potencia y excelente fotogenia.
No contentos con eso, arriba a la derecha aparece una caida de agua de grandes dimensiones que se precipita en forma de cortina por la pared de una gigantesca roca donde se adivina una caverna tapada por el mismo flujo del agua, pero queda inaccesible (por lo menos por este sendero), aunque, con buen aparato óptico, lo recoges en todo su esplendor.
El descenso lo haremos, con mucha precaución por el mismo sitio.
La duración en horas es díficil de calcular,depende mucho del tiempo que te quedes disfrutando de cada presa, eso sí, mi podómetro rezaba 2.800 pasos, es decir, un paseo.
Consejos:
-Son imprescindibles los tripodes así como todo tipo de aparatos ópticos incluyendo grandes angulares y filtros, por lo que la mochila es más práctica que el maletín.
-Si no se tiene (como és mi caso); una mochila convencional de pequeño recorrido nos va a servir, eso sí, bién tapada con una bolsa de plástico.
Como es bastante engorroso, sólo saqué la mochila y los soportes en tres ocasiones:
En la primera presa donde se ve el curso hacia abajo del torrente. A medio recorrido (donde hay una cascada espectacular) y en la última presa (hermosísimo lugar).
Las demás fotos las realicé con una Werlissa con carcasa submarina, por si las moscas, pero con estas tres paradas vas a tener material más que suficiente.
-Botas de montaña anti-deslizantes (y llevar unas zapatillas de baño para adentrarnos en las presas en busca del mejor encuadre, también son aconsejables).
-Mucho cuidado en el descenso, sobre todo si hay desaguaderas laterales, te vas al suelo en un tris..
Un par de bocadillos y ropa seca y toalla en el coche por si hay chapuzón (involuntario o no)
***Nunca sólo, como mínimo tres personas y no dejar ningún desperdicio, el lugar esta inmaculado y así debe permanecer.

Vicent Martínez i Sapiña.Comentarios a http://vicentmartinezs.blogspot.com

No hay comentarios: